El archipiélago balear está formado por maravillosas islas, cada una diferente de las otras en cuanto a paisaje, entorno y sus gentes. Pero también iguales entre sí en cuanto a la belleza de todas las islas mediterráneas.

Menorca es incluso distinta entre un norte agreste y la parte meridional de suaves acantilados, cubiertos de pinos, calas de arena dorada y transparentes aguas.

Y es en ese sur, protegida del viento y rodeada de pinares, donde se encuentra Cala Galdana, una de las mayores y mejores calas de la isla. Y muy cerca de Cala Galdana, encontramos un conjunto de bellas maravillas para ir descubriendo: Cala Macarella, Cala Macarelleta, Cala Turqueta, Son Saura, Cala Mitjana, Cala Trebalúger.

A sólo 150 metros del mar, y con fácil acceso a la cala, se encuentra el Hotel Cala Galdana, un lugar de prestigio entre la sociedad local, donde tradicionalmente ha celebrado sus eventos.

El Hotel Cala Galdana está pensado para que sus huéspedes puedan disfrutar de un descanso tranquilo y de un relax de calidad y lleno de posibilidades.

Además de su extraordinario enclave, con amplios espacios, relajantes vistas y rumor de la naturaleza (en una tierra declarada por la UNESCO, Reserva de biosfera), el Hotel ofrece unos servicios de cuatro estrellas en muy distintas formas de alojamiento: habitaciones dobles o triples, apartamentos, estudios… (algunos de ellos en el anexo “Poblado Aljandar”), para que cada huésped encuentre su fórmula de comodidad.

Desde que por la mañana recibimos el primer sol de España, la orientación del Hotel Cala Galdana permite a nuestros clientes disfrutar del astro rey el máximo tiempo posible ya sea desde sus habitaciones, los jardines o la amplia piscina.

¡Bienvenidos!